Maserati develó planes de electrificación y producción de nuevos modelos
Noticia publicada el
02 de Octubre de 2019

  • Modelo Ghibli será el primer híbrido eléctrico de la marca

La marca del tridente anunció su plan de innovación para tecnologías de producción, electrificación y conducción autónoma. Así, los nuevos modelos de Maserati se fabricarán 100% en Italia y adoptarán sistemas de propulsión híbridos eléctricos y de batería capaces de proporcionar tanto innovación como el alto rendimiento incrustado en el ADN de la marca.

Los vehículos eléctricos de Maserati combinarán la dinámica de conducción tradicional de Maserati con la tecnología eléctrica de batería de próxima generación, ofreciendo modos de conducción únicos y capacidades de carga ultrarrápidas.

Un paso importante para la innovación de Maserati será el nivel de conducción autónoma. Toda la gama Maserati, incluidos los actuales modelos actualizados, ofrecerán capacidades de conducción autónoma, comenzando con la asistencia de carretera mejorada de Nivel 2 a Nivel 3 con autonomía casi completa, pudiendo maniobrar dentro y fuera del carril o detener el vehículo a un lado de la carretera, en el caso que el conductor no pueda mantener el control.

ELECTRIFICACIÓN
En 2020, la compañía se embarcará en la electrificación con el Maserati Ghibli, convirtiéndose en el primer modelo híbrido eléctrico de la marca. Pero, el primer Maserati electrificado totalmente nuevo será el esperado auto deportivo, que destacará en tecnología. Se producirá en la planta de Módena, donde también se están llevando a cabo importantes mejoras en la línea de producción para acomodar su tren motriz eléctrico.

Después vendrá el turno de un SUV eléctrico que se desarrollará en la fábrica de Cassino, y jugará un papel de liderazgo para la marca gracias a sus tecnologías innovadoras. Para ello, se consideró una inversión de aproximadamente 800 millones de euros para la construcción de la nueva línea de producción, cuya apertura se planea para fines del primer trimestre de 2020. Se espera que los primeros autos de la pre-serie salgan de la línea en 2021.

El GranTurismo y el GranCabrio también entrarán en la era de la electrificación. Los nuevos modelos se producirán en Turín y completarán la actual gama de Maserati compuesta por el Levante, Quattroporte y Ghibli.

La planta de Módena desempeñará un papel estratégico como sede de la marca.  Allí se creará un taller de personalización exclusivo único en su género y un taller de pintura, equipado con tecnologías innovadoras y de bajo impacto ambiental, el que incluso permitirá a los clientes de Maserati ver cómo pintan su automóvil.



Fuente: DataMotriz